Los alumnos de 4º de Educación Secundaria practican lo aprendido en Física y Química. 

Los viernes reforzamos los contenidos de Física y Química en el laboratorio del Centro con experiencias prácticas para que los alumnos experimenten la ciencia y asimilen mejor los contenidos curriculares explicados en el aula. De esta forma conseguimos un aprendizaje competencial al compaginar de una forma equilibrada la teoría y la práctica. 

Nuestros alumnos han sido capaces de medir la velocidad de una reacción a través de la descomposición del agua oxigenada mediante el uso de catalizadores. Así han podido experimentar los cuatro factores que intervienen de una forma directa en este proceso: el estado de la división de los reactivos, la concentración de los mismos, la temperatura y la adición de catalizadores. 

Después de la experiencia han redactado las evidencias del aprendizaje en el diario de campo y han compartido con los compañeros las diversas partes del experimento poniendo en común todo el proceso.